miércoles 19 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Calidad del aire continúa muy mala en Ciudad de Guatemala

Ciudad de Guatemala, 28 may (Prensa Latina) El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) calificó hoy de muy mala en Ciudad de Guatemala la calidad del aire, por lo cual continúa dañina para la salud.

El índice se ve afectado por la presencia de bruma e incendios en las cercanías, precisó la entidad mediante un boletín especial, dada la situación que lleva ya ocho días preocupando a esta ciudad.

La estación de monitoreo ubicada en la urbe evidenció en horas tempranas de la mañana un decrecimiento ligero en los niveles de concentración de partículas peligrosas, de extremadamente malas hasta la categoría actual.

El Insivumeh recomendó evitar en la medida de lo posible toda actividad física al aire libre sin ningún tipo de protección, principalmente personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, adultos mayores y niños.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres reiteró la exhortación a las personas a proteger su bienestar y como un primer paso planteó la utilización de mascarilla para reducir el contacto directo con las partículas.

El Ministerio de Salud y Asistencia Social sugirió permanecer en interiores tanto como sea posible, evitar actividades al aire libre y continuar en la medida de lo posible las ventanas cerradas de viviendas y lugares de trabajo, entre otras.

La cartera de Educación emitió la víspera, por su parte, un comunicado en el que suspendió las actividades al aire libre en las escuelas metropolitanas, e incluyó las del oriental departamento de Petén por igual razón, hasta nuevo aviso.

Añadió que, en el transcurso de estos días, divulgarán nuevas medidas respecto a la situación, por lo que pidió estar informados por los medios oficiales.

En conferencia de prensa el martes pasado, relacionada con los incendios forestales, el presidente guatemalteco, Bernardo Arévalo, detalló una situación con dos fenómenos implicados.

Están los siniestros en sí mismos y la multiplicación de estos y, además, la presencia de una nube en casi toda la nación.

En esta, afirmó, inciden incendios que están ocurriendo en la región y que son empujados por los vientos hacia este país centroamericano.

Los especialistas esperan que a medida que se reduzcan las llamas, aumente la velocidad del viento y se registren lluvias, los niveles de contaminación disminuyan.

rgh/znc

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link