martes 18 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Vinculan consumo de alimentos ultraprocesados con deterioro cognitivo

Washington, 28 may (Prensa Latina) Las personas que consumen más alimentos ultraprocesados, como refrescos, papas fritas y galletas, pueden tener mayor riesgo de padecer problemas cognitivos y de sufrir un derrame cerebral, publicó la revista Neurology.

Investigadores del Hospital General de Massachusetts, Estados Unidos, observaron a 30 mil 239 personas de 45 años o más que se identificaron como blancas o negras, a quienes se dio seguimiento por 11 años.

Del total de participantes, los especialistas examinaron a 14 mil 175 personas por deterioro cognitivo y a 20 mil 243 por accidente cerebrovascular, todos sin antecedentes de estas enfermedades.

Al finalizar el estudio, a 768 personas se les diagnosticó deterioro cognitivo y mil 108 sufrieron ictus.

En el grupo cognitivo, las personas que desarrollaron problemas consumieron el 25,8 por ciento de su dieta en alimentos ultraprocesados.

Después de ajustar por edad, sexo, presión arterial alta y otros factores que podrían afectar el riesgo de demencia, los investigadores encontraron que un aumento del 10 por ciento en la cantidad de alimentos ultraprocesados consumidos se asociaba con un riesgo 16 por ciento mayor de deterioro cognitivo.

También descubrieron que comer más alimentos sin procesar o mínimamente procesados estaba relacionado con un 12 por ciento menos de riesgo de deterioro cognitivo.

En el grupo de accidente cerebrovascular, las personas que sufrieron uno durante el estudio consumieron el 25,4 por ciento de su dieta en alimentos ultraprocesados.

Así los expertos encontraron que una mayor ingesta de alimentos ultraprocesados se relacionó con un aumento del ocho por ciento en el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, mientras que una mayor ingesta de alimentos no procesados, o mínimamente procesados, se relacionó con una disminución del nueve por ciento del riesgo de sufrir ictus.

Los autores concluyeron que los resultados confirman que un mayor consumo de alimentos ultraprocesados se asociaba con un riesgo más elevado de accidente cerebrovascular y deterioro cognitivo, y que la asociación entre estos alimentos y el accidente cerebrovascular fue mayor entre los participantes de raza negra.

rgh/lpn

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link