lunes 17 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Abogan en África por reforma de arquitectura financiera mundial

Nairobi, 29 may (Prensa Latina) Líderes africanos reclamaron hoy cambios en las reglas e instituciones financieras y comerciales prevalecientes en el mundo, a fin de asegurar el desarrollo del continente.

Si queremos un mundo lleno de estabilidad, necesitamos que la comunidad internacional revise las normas establecidas hace 80 años, las cuales no se corresponden con la realidad sobre el terreno, afirmó el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat.

Los países de la región no están buscando caridad, sino que los tomen en pie de igualdad, afirmó el funcionario, en un foro auspiciado aquí por el Banco Africano de Desarrollo (BAfD), con la participación de unos tres mil delegados, incluidos jefes de Estado y Gobierno.

Según opinó, la búsqueda de financiación y transacciones mercantiles justas deben favorecer las producciones y la exportación de bienes manufacturados, con superior valor agregado.

“No podemos contentarnos con ser un depósito de mercancías y materias primas (…). Necesitamos cerrar filas, trabajar al unísono para que podamos negociar con una sola voz”, aconsejó Mahamat.

Al respecto, el titular del BAfD, Akinwumi Adesina, remarcó que las reformas exigidas para el comercio y las finanzas internacionales son necesarias para lograr una mayor movilización de recursos, sin los cuales serían imposibles el crecimiento y el desarrollo económico del continente.

Además, las soluciones propuestas por el Marco Común del G20 (las 20 mayores economías del orbe) para aliviar la deuda de los países pobres están tomando demasiado tiempo, acotó el experto.

En opinión del presidente de Kenya, William Ruto, las crisis resultantes de los conflictos y los fenómenos climáticos extremos en África se ven agravadas por los altos intereses de los créditos, cuyas tasas a menudo superan con creces a las fijadas en otras partes del orbe, en base a percepciones de riesgo arbitrarias.

Entre las condiciones exigidas por gobiernos africanos están la financiación a largo plazo, por alrededor de 40 años, con un período de gracia de una década y tasas de interés bajas, o «cuando sea posible, en forma de subvenciones», abundó el dignatario keniano.

Al decir del presidente de Ruanda, Paul Kagame, “las reformas de las que estamos hablando deben alterar, por así decirlo, la arquitectura (financiera) actual tal como es para que incluya de manera significativa y visible los intereses de nuestro continente”.

npg/mjm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link