Prensa Latina, La Agencia

miércoles 24 de julio de 2024
Search
Close this search box.

En ascenso casos de enfermedad bacteriana en Canadá

Ottawa, 17 jun (Prensa Latina) El acelerado aumento de casos de una rara infección bacteriana, que provoca meningitis y puede ser mortal, llevó a los funcionarios de salud de la provincia canadiense de Manitoba a emitir hoy una advertencia.

La región normalmente registra alrededor de seis casos al año de todo tipo de enfermedad meningocócica, pero en los últimos tiempos la cifra va por 19 personas enfermas, manifestó la doctora Carol Kurbis, directora médica de salud de Manitoba.

Agregó que otras jurisdicciones han experimentado un incremento similar, pero no están seguros de qué lo está impulsando.

“A veces vemos un aumento en este tipo de infecciones después de una pandemia o alrededor de temporadas de virus respiratorios que son altas”, dijo en una entrevista en CTV Morning Live Winnipeg.

La pasada semana autoridades de salud de Toronto y Ontario notificaron también un aumento de pacientes con este tipo de afección.

La enfermedad meningocócica invasiva (EMI) es una infección bacteriana que puede causar meningitis (inflamación grave del cerebro y la médula espinal) y es potencialmente mortal.

Los síntomas de la EMI pueden variar, pero aparecen rápidamente.

Algunas personas muestran signos característicos de meningitis, con rigidez en el cuello, sarpullido violáceo y náuseas o vómitos.

Otros desarrollan síntomas de tipo sepsis, con una infección en el torrente sanguíneo.

“La gente se enferma mucho. Fiebres altas, frecuencia cardíaca rápida, dificultad para respirar y progresa bastante rápido durante el día”, dijo Kurbis.

Explicó que aproximadamente una de cada diez personas porta la bacteria meningocócica en la parte posterior de la garganta y la mayoría no se enferma a causa de ella.

«Pero de vez en cuando, alguien desarrolla una enfermedad más invasiva con presentaciones como esa que pueden ser bastante graves», subrayó.

Hay dos tipos de vacunas meningocócicas. Una se dirige a la cepa B, mientras que la vacuna tetravalente se dirige a la cepa A, C, Y y W.

Se administra de forma rutinaria a los 12 meses y a los 10 años como parte del programa de inmunización escolar de la provincia.

“Seguimos las recomendaciones nacionales y hasta ahora solo estábamos vacunando a los bebés más pequeños con C, pero una vez que vimos que la cepa W estaba aumentando aquí en la provincia, cambiamos eso para asegurarnos de que cubrimos todos los infantes por cuadrivalente, también”, advirtió.

ro/adr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link