martes 5 de marzo de 2024
Search
Close this search box.

El despertar del dragón, mejor dicho, del Loong

Beijing, 10 feb (Prensa Latina) China celebra hoy el primer día del Año del Dragón, una criatura mitológica benévola que está lejos de la bestia escupe fuego de Occidente y cuyo verdadero nombre es Loong.

Las investgaciones históricas del gigante asiático no han definido con claridad por qué se tradujo con la misma palabra dos criaturas tan diferentes.

En el primer diccionario chino-inglés / inglés-chino compilado por el misionero británico Robert Morrison (1782-1834), «龙» (Loong) y «dragon» fueron traducidos de la misma forma.

Este hombre también tradujo por primera vez la Biblia al chino y en la versión resultante cada aparición de dragón la escribió como «龙».

A diferencia de los dragones occidentales, que a menudo se representan como reptiles voladores agresivos que escupen fuego, los dragones chinos o Loong muestran una apariencia distintiva con escamas de pez, cuerpo serpentino, garras de águila, así como la capacidad de volar y nadar.

No guardan ninguna semejanza: mientras el primero es símbolo de destrucción, el poder del segundo radica en su simbolismo de buena fortuna, paz y alegría.

En la mitología china, al Loong se le atribuye el mérito de traer lluvia y asegurar una cosecha abundante, de ahí la adoración a esta criatura en una sociedad agricultora como la del gigante asiático.

«El Loong de jade» de la cultura neolítica Hongshan, hace cinco mil años, es conocido como la primera y más antigua representación física de este animal.

Tallado en verde oscuro, cuenta con un cuerpo suave y elegante en forma de C, su cabeza presenta un hocico largo y ojos delgados con una melena bien marcada.

Según el folclore chino, el emperador Yan fue concebido a través de la telepatía de su madre con un Loong mitológico, mencionó el Diario del Pueblo en un artículo reciente.

Los ciudadanos de la nación asiática consideran al Emperador Amarillo y al Emperador Yan como sus antepasados, por lo que a veces se refieren a sí mismos como «descendientes de los Loong».

Basados en estas notables diferencias y en la importancia de reforzar la identidad cultural, los medios de comunicación chinos se enfocaron este año en la traducción de Año del Loong como la forma correcta de entender el animal del 2024.

Por estos días las imágenes de esa criatura acompañan las festividades y reuniones familiares más allá de las fronteras de China, de hecho, las costumbres del Año Nuevo Lunar están presentes en cerca de 200 países y regiones.

En cada uno de estos escenarios no hay confusión, es el dragón chino y no el occidental, el símbolo que utilizan las personas para desear un feliz y próspero Año del Loong.

oda/idm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA