viernes 12 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Tribunal colombiano negó libertad extraordinaria a exparamilitar

Bogotá, 13 mar (Prensa Latina) El Tribunal de Justicia y Paz de Barranquilla negó hoy la libertad extraordinaria al exjefe paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) Salvatore Mancuso, al considerar que fue inconstitucional la designación como gestor de paz.

Mancuso, quien regresó recientemente de Estados Unidos donde cumplió prisión por narcotráfico, fue nombrado por el presidente del país, Gustavo Petro, como gestor de paz para que se conozca la verdad del paramilitarismo, la desmovilización y sus alianzas.

La sala del citado tribunal determinó que «la resolución presidencial 244 del 14 de agosto de 2023 (con la que se nombró a Mancuso gestor de paz) tiene serios vicios que la hacen incompatible con la Constitución Política», expresó el magistrado Carlos Pérez al explicar su decisión.

De acuerdo con dicho ente judicial, no se conoce el rol concreto que desempeñaría el exjefe de las AUC bajo la figura en la que fue designado.

Mancuso, de 59 años, tras cumplir más de 15 en cárceles estadounidenses, al arribar a Colombia hace dos semanas expresó que quiere dedicar su vida «a la paz y la reconciliación» de este país suramericano.

Explicó que desistió de continuar con su solicitud de protección internacional y acogerse a la repatriación porque, en primer lugar, a pesar de los vacíos y riesgos que suponen para él las garantías procesales y seguridad jurídica, confía en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y Justicia y Paz.

«Me pongo a disposición de estas justicias con la plena confianza en que son garantistas de los derechos fundamentales, de mi derecho fundamental a la vida y del Estado social de Derecho. Soy consciente que mi retomo es un desafío para los mecanismos transicionales de juzgamiento y cooperación interjurisdiccional», afirmó.

En segundo lugar, dijo, porque quiere honrar su palabra con el presidente de la República quien le encomendó la tarea de ser gestor de paz y contribuir con acciones precisas a fin de materializar el concepto de paz total en el cual manifestó creer fervientemente.

Aseguró que vino a Colombia a continuar con sus compromisos frente a las víctimas, como lo ha hecho ininterrumpidamente a lo largo de los últimos 18 años.

«Pero al mismo tiempo, vengo a ponerme al servicio de una agenda de paz que permita evitar que Colombia sea una fábrica eterna de víctimas y dolores colectivos», dijo.

A Mancuso se le atribuyen responsabilidades por 34 mil dos crímenes de lesa humanidad y de guerra, según el Sistema de Gestión Judicial, y ha reconocido su participación en por lo menos 300 asesinatos.

rgh/otf

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA