lunes 27 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Real Madrid-Manchester City, duelo táctico sin vencedores

Madrid, 10 abr (Prensa Latina) La resaca hoy de un gran partido de fútbol dejó abiertas las venas de la Champions League, con un duelo táctico Real Madrid-Manchester City sin vencedores (3-3).

Por Fausto Triana

Probablemente los dos mejores clubes del mundo en estos momentos, y también, probablemente un duelo táctico excepcional entre los entrenadores más prestigiosos del momento, el italiano Carlo Ancelotti y el español Pep Guardiola.

Ancelotti cumplió su partido 200 en la Liga de Campeones de Europa y lo hizo con el Real Madrid, con el cual dos de sus cuatro Orejonas (en 2014 y en 2022), las otras con el AC Milán (2003 y 2007).

Por su lado, Guardiola mantuvo el pulso en la búsqueda de su segundo título continental con el cuadro inglés (monarca vigente), que de lograrlo igualaría a su colega italiano. Anteriormente alcanzó dos Champions con el Barcelona (2009 y 2011).

Con las piezas en esta suerte de tablero de ajedrez del fútbol, el escenario del Santiago Bernabéu madrileño, dos partidos en los últimos días del City y ninguno de los merengues, ponían las cosas difíciles a los visitantes.

Mucho más cuando a última hora, por un problema estomacal, el mediocampista belga Kevin de Bruyne fue baja. Guardiola recompuso el esquema con una idea fija, neutralizar al delantero brasileño Vinicius Junior.

Sin embargo, sucedió lo inesperado para ambos bandos. Una falta fuera del área pitada con excesivo rigor por el árbitro francés François Letexier apenas al minuto de partido, condicionaría el cotejo.

Con amarilla desconcertante para otro galo, Aureliene Tchouameni (como defensa central que se perderá el partido de vuelta), se dispuso el portugués Bernardo Silva a lanzar el balón. Se percató del error de bulto del arquero ucraniano Andry Lunin de colocar una barrera de dos hombres, dejando espacios.

A la derecha de Lunin, el hábil jugador lusitano coló el balón y el 0-1 a los dos minutos dejaba perplejo al Bernabéu. No le había dado tiempo a Ancelotti para saber si su experimento táctico funcionaria: colocar al también brasileño Rodrygo Goes por la izquierda y dejar a Vinicius libre y más en función de delantero centro.

-GUARDIOLA TRAGA Y REACCIONA

En todo caso, la estocada surtió efecto, con el empate del galo Eduardo Camavinga a los 12, tras pegar el balón en el defensor Rubén Dias, y dos minutos más tarde Rodrygo dar ventaja 2-1.

Empero, Guardiola, un preparador muy estudioso y exquisito en sus planteamientos, consolidó una idea en el complementario con buenos resultados. Agrupó más la defensa de cuatro centrales y dejó más libre al croata Josko Gvardiol para los contragolpes.

Los latigazos ocasiones de Silva y el inglés Jack Grealish por las bandas se hicieron más constantes y ante la desaparición del noruego Erling Haaland (muy marcado por el germano Antonio Rudiger), apareció Phil Foden.

Un zurdazo a la escuadra del inglés empató el encuentro a los 66 minutos y poco después, a los 71, Gvardiol lo imitaba con cañonazo de pierna derecha al lado opuesto.

El 2-3 no sería definitivo, porque el Real Madrid volvió a sacar casta y un centro de Vinicius fue empalmado de volea por el uruguayo Fede Valverde para 3-3 a los 79 minutos.

La intensidad para entonces, ya pasaba factura. Las órdenes de Ancelotti y Guardiola eran más bien de aguantar el resultado. A los merengues no le hizo mucha gracia, mientras los del City casi que lo aplaudieron.

Perdonaron, sobre todo en tres ocasiones los de Ancelotti, el propio Rodrygo, Vinicius y el inglés Jude Bellingham. Ahora todo queda a expensas del Etihad Stadium de Mancester la próxima semana.

ft

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link