sábado 25 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
Cobertura

Crisis
ISRAEL - PALESTINA

Rafah, punto de quiebre de la ayuda humanitaria para Gaza

Naciones Unidas, 16 may (Prensa Latina) La ofensiva israelí en Rafah mantiene hoy en un punto de quiebre la respuesta humanitaria de Naciones Unidas en Gaza ante el escaso acceso y los masivos desplazamientos desde esa gobernación.

De acuerdo con cifras del organismo, entre decenas de miles y hasta 100 mil personas abandonan a diario el área ubicada en el extremo más meridional de la Franja desde que la pasada semana las Fuerzas de Defensa de Tel Aviv pusieran en marcha su temida operación.

«La gente se va a menudo a áreas desérticas donde no hay suficiente agua, no hay suficiente electricidad, por lo que estamos muy preocupados por los lugares adonde han estado yendo», dijo el jueves Farhan Haq, portavoz adjunto del secretario general de la ONU, António Guterres.

El impacto es devastador para los más de dos millones de personas que viven en Gaza; sin un suministro constante de combustible, todo se detiene.

La advertencia de la ONU se escuchó mucho antes de que Israel lanzara volantes y enviara mensajes de texto “aconsejando” a la población abandonar la ciudad.

Los resultados dejan paralizados camiones, hospitales, generadores para instituciones de salud y sistemas críticos para los tratamientos de agua, saneamiento e higiene.

La zona era el epicentro de la ayuda humanitaria al albergar el cruce fronterizo con Egipto y refugiar a la mitad de los más de dos millones de gazatíes que habitan el enclave, muchos de los cuales llegaron al extremo sur huyendo de otras zonas del conflicto.

A mediados de esta semana, la Agencia de Naciones Unidas para Refugiados Palestinos estimó que cerca de 600 mil civiles abandonaron la gobernación en medio de la incertidumbre y reportes de incursiones terrestres e intensos combates también al norte.

Los servicios de salud apenas cuentan con ocho hospitales de campaña en funcionamiento, mientras las necesidades se consideran abrumadoras a medida que se emiten nuevas órdenes de evacuación y se intensifican las operaciones militares en Rafah.

Durante un encuentro con líderes árabes, el secretario general del organismo rechazó la ofensiva israelí y advirtió que su expansión podría causar “otra oleada de dolor y miseria cuando necesitamos una oleada de ayuda para salvar vidas”.

“Es hora de un alto el fuego humanitario inmediato y de un acceso sin obstáculos a la asistencia humanitaria en toda Gaza”, reclamó el alto representante.

Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos anunció una pausa en su actividad en Rafah desde el próximo sábado a causa de la falta de reservas para atender esa región.

La entidad mantendrá de forma limitada sus operaciones en ciudades vecinas como Jan Yunis y Deir el-Balah.

“Desde el 6 de mayo, no podemos acceder ni recibir ayuda en el paso fronterizo de Kerem Shalom”, dijo el PMA al considerar la situación insostenible.

Por su parte, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) advirtió de las irregularidades para la entrada de suministros por los cruces al sur de Gaza que han estado cerrados o cuyo acceso es inseguro o logísticamente inviables.

De acuerdo con la OCHA, la distribución es casi imposible sin importaciones regulares de combustible mientras que las telecomunicaciones son inestables y los combates continúan.

jha/ebr

Israel palestina banner
Relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link