lunes 17 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Un intruso en tierras de favoritos

Washigton, 19 may (Prensa Latina) A finales de marzo, cuando corrieron ríos —digitales— de tinta para señalar a los favoritos y grandes candidatos al trono de las Grandes Ligas, la mayoría de los expertos coincidieron abrumadoramente solo en dos divisiones: el Este y el Oeste de la Nacional, el Viejo Circuito.

Sí. Los Bravos de Atlanta y los Dodgers de Los Ángeles partieron con el cartel de amplios favoritos para dominar sus corralitos. Empero, en menos de dos meses de competencia, la mitad de la historia se torció y un intruso emergió en roles protagónicos: Phillies de Filadelfia.

Los Dodgers confirman los vaticinios y lideran el Oeste de la Liga Nacional a pierna suelta, amparados en el mejor trío ofensivo de todo el campeonato (Mookie Betts, Shohei Ohtani y Freddy Freeman) y en la solidez de un cuerpo de lanzadores que se perfecciona por día, con Tyler Glasnow y Yoshinobu Yamamoto al frente.

El pasado lunes, con poco más de 40 partidos disputados, ya tenían 6.5 juegos de ventaja sobre los Padres de San Diego, 7.5 sobre los Gigantes de San Francisco, 9.0 sobre los Cascabeles de Arizona, vigentes campeones de la Liga Nacional, y 14.0 sobre los Rockies de Colorado.

Párrafo aparte para Ohtani: No pocos especialistas y fanes decían o más bien aseguraban con vehemencia que ganó sus dos premios de Jugador Más Valioso porque lanzaba y bateaba, pero que no era ni el mejor bateador ni el mejor pícher.

Sin embargo, en este momento es el líder de la carrera por el MVP de la temporada 2024, y… no puede lanzar. ¿Ahora qué dirán?

Saltemos entonces del Oeste hacia el Este de los Estados Unidos y caigamos en la batalla campal Filadelfia-Atlanta.

Muchos podrán decir que los Bravos no lideran su división porque desde bien temprano perdieron para toda la temporada por lesión a su as del montículo Spencer Strider, el único hombre en la actualidad destinado a ponchar a más de 300 bateadores todos los años. Y tendrían mucha razón en ese planteamiento.

Sin Strider, con datos actualizados hasta el lunes 13 de mayo, la escuadra de Atlanta ostentaba el segundo mejor balance de victorias y derrotas de todas las Grandes Ligas (25-13), incluso superior a los Dodgers (28-15), para que tengan una idea.

El único problema de Atlanta es que Filadelfia tenía la mejor foja de todo el “Big Show”, 29-13, una barbaridad sustentada en una ofensiva de gran producción y un picheo muy sólido, con actores de reparto como Ranger Suárez, que exhibe números de Cy Young (1.50 de efectividad, 0.72 de WHIP, siete victorias sin derrotas, y 55 ponches en 54 entradas).

El crecimiento de los Phillies de Bryce Harper, Trea Turner, Zack Wheeler, Aaron Nola y compañía es sostenido en el tiempo, no es algo salido de la nada. Recordemos que llegaron a la Serie Mundial en 2022, aunque allí perdieron en seis juegos contra Houston.

Ahora bien, para mantenerse en la cima del Este de la Liga Nacional tendrán que hacer magia o directamente vudú, porque Atlanta, aún sin Strider, sigue siendo el gran candidato al trono del Viejo Circuito, junto con los fantásticos Dodgers de Ohtani.

(Tomado de Orbe)

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link