miércoles 24 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Líbano, 14 meses sin presidente y bajo intercambio de fuego

Beirut, 1 ene (Prensa Latina) Líbano comienza hoy un nuevo año con el propósito de elegir al presidente de la República, tras 14 meses de vacancia de poder y en medio de la peor crisis económica de su historia moderna.

Bajo intercambio de fuego en la frontera sur debido a la agresión israelí, el expediente de la primera presidencia pasó a un segundo plano, luego del fracaso de 12 sesiones parlamentarias desde fines de septiembre de 2022.

La ausencia de consenso entre las principales corrientes cristianas obstaculizó el nombramiento del jefe de Estado número 14 de la nación levantina, después de la independencia en 1943.

Solo dos sesiones de votación fueron celebradas en 2023 (19 enero y 14 junio) y ningún representante de la comunidad cristiana maronita sumó el apoyo de la mayoría legislativa para ocupar el cargo de jefe de Estado en los venideros seis años.

De acuerdo con la Constitución, en la ronda inicial de votaciones el candidato debe obtener una mayoría de dos tercios u 86 sufragios para ganar. En caso de segunda vuelta, el postulante necesita de 65 votos.

Michel Aoun finalizó su gestión al frente del Estado el 31 de octubre de 2022 y el país entró en su cuarto vacío constitucional, por primera vez a la luz de un gobierno interino.

Precisamente, Aoun, el mandatario más longevo en el momento de asumir sus funciones con 81 años, requirió 46 convocatorias legislativas para completar el quórum en 2016 y poner fin a 888 días de vacío presidencial.

Desde el primer mandatario de la República, Bechara El Khoury (1943-1952), Líbano enfrentó vacíos constitucionales en los períodos de 1989, 2007-2008 y 2014-2016; además del asesinato de dos presidentes Bachir Gemayel (1982) y Rene Moauad (1991).

La no elección del presidente de la República debilita aún más en el presente el vacío institucional del país, bajo la gestión interina del primer ministro, el gobernador del Banco Central y el director de Seguridad General.

A criterio de analistas, la falta de entendimiento político, el deterioro de las condiciones de vida, la injerencia extranjera y la hostilidad israelí en el sur constituyen factores que frenan la designación de un presidente de la República Libanesa, capaz de impulsar las reformas de la recuperación.

kmg/yma

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA