viernes 24 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Asalto a Capitolio de EEUU, tres años después late violencia política

Washington, 6 ene (Prensa Latina) A tres años hoy del ataque al Capitolio federal, Estados Unidos vive la polarización y amenaza de violencia política, y la investigación criminal más grande en la historia nacional está aún lejos de terminar.

Al menos unas mil 240 personas fueron arrestadas en conexión con el ataque al complejo del Capitolio el 6 de enero de 2021. “Cada semana arrestan a unas cuantas personas más”, señaló un reporte del diario The New York Times.

Hasta diciembre del pasado año el total de detenciones se relacionaban con acusaciones por delitos que iban desde allanamiento de morada, una infracción menor, a conspiración sediciosa, una contravención grave.

El recuento reveló que más de 350 casos siguen pendientes, en tanto, alrededor de 170 personas fueron condenadas en juicio.

Solo dos personas resultaron totalmente absueltas y cerca de 710 se declararon culpables, entre ellas unas 210 por delitos graves.

Tras ser condenadas o declararse culpables, más de 720 personas han recibido sentencia hasta el momento, dijo el periódico.

También un dato citado es que más de 450 de los implicados fueron sentenciados a períodos de prisión que van desde unos pocos días hasta más de 20 años.

Reportes de prensa reseñaron que el miércoles 23 capitolios estatales recibieron amenazas de bomba a través de correos electrónicos, lo que obligó a evacuaciones de los edificios e interrumpió los procedimientos judiciales.

El remitente afirmó haber colocado explosivos dentro de “el Capitolio de su estado”, aunque en el correo electrónico no se menciona ninguno en específico, indicó la CNN.

No obstante, las amenazas se anunciaron en Connecticut, Georgia, Kentucky, Michigan, Minnesota, Mississippi, Montana, Wisconsin, Hawaii, Maine, Oklahoma, Illinois, Idaho, Dakota del Sur, Alabama, Alaska, Maryland y Arizona, reseñó The Washington Post.

Buena parte de los ciudadanos del país están preocupados por un incremento del peligro de violencia política, como arrojó una encuesta realizada en el periodo de las elecciones de mitad de mandato de 2022.

El 6 de enero de 2021, una turba de seguidores del entonces presidente Donald Trump trató de impedir la certificación de la victoria electoral de Joe Biden, ganador de los comicios de noviembre de 2020. Aquel suceso sin precedentes dejó cinco muertos y más de 140 policías heridos.

La víspera, en su primer discurso de campaña del año, Biden, hizo desde Pensilvania una vigorosa defensa de la democracia y advirtió de los peligros que correría de volver a la Casa Blanca su eventual oponente republicano.

El mandatario se centró en el ataque del 6 de enero para recalcar el extremismo que exhibieron Trump y sus partidarios ese día.

ro/dfm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link