domingo 16 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Venezuela, decisión de la UE y respuestas del CNE y Asamblea Nacional

Caracas, 18 may (Prensa Latina) La propuesta del Parlamento al CNE de retirar la invitación hecha a la Unión Europea (UE) para participar como observador en las elecciones presidenciales del 28 de julio, destacó en la semana que cierra hoy en Venezuela.

Los últimos siete días estuvieron matizados por una intensa actividad política y social, con reuniones y visitas internacionales, en un ambiente donde la campaña electoral, aún sin comenzar oficialmente, va ganando fuerza con convocatorias y movilizaciones del oficialismo y la oposición.

El anuncio de la UE de imponer sanciones al presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Elvis Amoroso, y a otros dos exfuncionarios jubilados del Poder Electoral, recibió respuesta directa del titular de ese órgano, del Ministerio para las Relaciones Exteriores y la Asamblea Nacional.

Y es que el bloque europeo con su decisión ratificó “la ilegal política de sanciones, en una nueva muestra de arrogancia neocolonial, ilegal y hostil”, contra la República Bolivariana, como afirmó la Cancillería.

En sesión ordinaria y por mayoría calificada, el Poder Legislativo aprobó un acuerdo que propuso al CNE retirar la invitación hecha a la UE para participar como organismo observador en los comicios de julio.

El presidente del legislativo Jorge Rodríguez afirmó que la Unión Europea está parcializada por el candidato de Estados Unidos, en este caso el representante de la Plataforma Unitaria Democrática Edmundo González.

Rodríguez calificó al mecanismo europeo de servil a los intereses de Washington y afirmó que ellos no quieren elecciones libres y democráticas, sino que en Venezuela gobierne un títere de la Casa Blanca.

Recordó que en el 2021 ellos (la UE) incurrieron en gravísimas faltas y se les exigió que la misión de observación electoral no podía tener matiz político ni podían invitar a representantes políticos, si no “única y exclusivamente una misión técnica”.

Quién puede esperar un informe objetivo si cometen este tipo de barbaridades, quién puede esperar que lo que diga esa misión de veedores está debidamente ajustada a la realidad y al derecho, si ni siquiera son capaces de cumplir con el requisito indispensable de la imparcialidad, remarcó.

Vale la pena señalar, en este contexto, que entre las cinco delegaciones que llegaron ya a Caracas en misión exploratoria para verificar en situ la marcha del proceso comicial estuvo entre las primeras la de la Unión Europea.

Enviemos una misiva firmada por la Junta Directiva de la Asamblea Nacional al “digno y valiente presidente Amoroso”, en la que se solicite retire la invitación hecha a la UE “por groseros, por bastardos, por canallas, por ilegales e ilegítimos”, subrayó el titular del Poder Legislativo.

Los calificativos otorgados al presidente del CNE fueron a partir de la respuesta que este dio a la resolución europea a través de un comunicado ante la prensa, en el que rechazó de manera categórica “las pretensiones de la UE de coaccionarme, al igual que al Poder Electoral”.

Expresó que se trató de aparentar, ante la opinión pública internacional, que proceden al levantamiento de las medidas coercitivas unilaterales impuestas contra Venezuela.

El anuncio efectuado por la Unión Europea, en el que se dan a conocer el levantamiento de sanciones “a mi persona, no las acepto por ser inmorales y contraria a mis valores ciudadanos”, subrayó.

Amoroso consideró “indigno y desleal aceptar esta dádiva” de la Unión Europea solo para él y dejar a los 30 millones de venezolanos afectados por las sanciones y bloqueos impuestos por la UE y otro pequeño grupo de países “enemigos de nuestra nación”.

La Cancillería remarcó, en tanto, que mientras el bloque comunitario persista en su política de hostilidad contra la República Bolivariana “resultará imposible entablar un diálogo sincero, respetuoso y productivo”.

Dos reuniones internacionales importantes sesionaron en Caracas durante la semana: una de los Coordinadores Nacionales del Grupo de Amigos en Defensa de la Carta de la ONU y, la otra, el Seminario Regional del Caribe del Comité de Política y Descolonización de las Naciones Unidas.

En ambas se fijaron posturas como la exigencia al levantamiento inmediato del bloqueo económico contra Cuba y a excluirla de la arbitraria y unilateral lista de Estados patrocinadores del terrorismo, y el rechazo a la aplicación de sanciones extraterritoriales que atenten contra el bienestar de los pueblos.

La aplicación de las medidas coercitiva unilaterales “no es más que una extensión de la aplicación del colonialismo”, destacó el canciller venezolano, Yván Gil, en el segundo de los encuentros. oda/jcd

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link